El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Dos argentinos compraron pasajes al espacio. Ahora se venden en Buenos Aires

Tal lo anticipado por Airport News Ezeiza, se llevó a cabo la presentación formal en Buenos Aires de la comercialización de pasajes al espacio en un importante hotel céntrico de Recoleta. Sergio Durante presidente de Biblos LCC, agente espacial autorizado de Virgin Galactic primera línea espacial de viajes privados, y Virtuoso, especialista en viajes de lujo, anunciaron en rueda de prensa los detalles y pormenores de tan inusual propuesta. Trascendió que ya son casi 300 personas las que reservaron vuelos al espacio, entre ellos dos argentinos .La mayoría son de Estados Unidos. Ahora los pasajes también se venden en Argentina. Los interesados tendrán que desembolsar 200 mil dólares por un viaje dura dos horas.

“Hay muchos argentinos interesados, pero ninguno hizo el depósito", dijo Sergio Durante, presidente de Biblos. En menos de dos años, cualquier argentino que tenga 200 mil dólares para invertir podrá volar al espacio en vuelos comerciales. Los pasajes, que se reservan con el 10% de su valor, ya se venden en el país. "Hay muchos interesados", según confirmó Sergio Durante, presidente de Biblos, la única agencia de viajes autorizada por la empresa Virgin Galactic para comercializar a nivel local.

Según trascendió, aunque las autoridades se niegan a confirmarlo oficialmente, hay dos argentinos que dieron el primer paso al reservar vuelos. No se saben sus nombres, por el momento. Sólo que viven en Estados Unidos.

Los viajes comenzarán en Nueva México, Estados Unidos, donde se está construyendo una terminal nueva. La tarifa incluye el alojamiento, la comida y el entrenamiento previo, que tomará entre tres y cuatro días, pero no contempla el vuelo hasta ese lugar. Los responsables de Virgin Galactic estiman que los precios comenzarán a bajar en cinco años y que en quince años será más "accesible". ¿Qué pasa con los argentinos?. "Cuando vuelva el primero va a haber muchos que se animen, no tengo dudas", arriesga Durante.

En total, el vuelo dura dos horas, pero la fase de gravedad, donde los pasajeros pueden "flotar" dentro de la nave, durará apenas cuatro minutos. La primera etapa del viaje termina a los 15 kilómetros, cuando la nave se suelta del transbordador, conocido como White Knight One, y se prenden los motores. Quizás ese sea el momento más complicado para los pasajeros: en veinte segundos, la nave alcanza una velocidad tres veces superior a la del sonido. Así, en un minuto y medio abandona la atmósfera.

Unos 45 minutos después de haber despegado, la nave alcanza una altura de 110 kilómetros y apaga sus motores. Esa es la señal que los pasajeros pueden sacarse el cinturón y empezar a "volar". "El Space Ship Two, que estará listo en noviembre de este año, tendrá capacidad para seis personas y será más cómodo que el Space Ship One. Además, agrandamos las ventanas para que la vista sea más placentera", contó Carolyn Wincer, de Virgin Galactic, durante la presentación oficial del proyecto en la Argentina.

Hasta ahora se hicieron cuatro vuelos de prueba con el Space Ship One. Y calculan que se harán entre treinta y cincuenta más antes de llevar a los primeros turistas al espacio. Por eso, no hay una fecha confirmada del comienzo de los vuelos comerciales, aunque calculan que esto no sucederá antes de 2011.

El viaje termina en el mismo lugar donde comienza, en Nueva México, pero la nave aterriza sola, sin la ayuda del transbordador.

¿Qué requisitos hay que cumplir?. Tener buen estado de salud, responden los responsables de Virgin Galactic. "Los clientes tendrán que hacerse una revisación que será analizada por la empresa", aclaró Durante. El límite mínimo de edad es 18 años, pero no hay límites máximos. "Ya viajó una persona de 83 años. Y el 90% de la gente que hizo las pruebas las pasó sin ningún problema", repiten en Virgin para tratar de tranquilizar a los futuros astronautas.

En la nave, no habrá grandes comodidades. "No hay baño, ni comida", respondió esta mañana Carolyn Wincer durante la conferencia de prensa que se hizo en el hotel Hyatt. Tampoco hay un médico para atender eventuales urgencias.

Con todo, 285 personas en todo el mundo ya pagaron la reserva. Sus identidades se mantienen en reserva. "Sólo podemos decir que la mayoría son hombres y que no todos son millonarios", sostuvo Wincer. Además, contó que más de la mitad son de Estados Unidos, aunque también hay representantes de Inglaterra, España, Portugal, México y Chile, entre otros países.

A pesar de la crisis mundial, esperan llegar a 500 antes de 2011. Pero nadie sabe cuándo va a viajar. "El que más paga tiene más chances de viajar primero", advierten en la agencia de viajes que comercializa los pasajes en Argentina. Y aclaran: "El depósito se puede devolver en cualquier momento". Al principio, se estima que despegará un vuelo por semana. Y en poco tiempo habrá dos por día.

Buenos Aires, 21 de abril de 2009.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.