El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Dos constructoras de aviones chinas se unen para competir con Airbus y Boeing
El anuncio de la unión de ambas empresas para formar la futura Corporación Industrial de la Aviación de China provocó importantes subidas en la bolsa de Shanhgai.

Las dos mayores constructoras estatales de aviones chinas, AVIC I y AVIC II, hasta ahora productoras de aparatos militares, helicópteros y aviones comerciales de pequeño y medio tamaño (menos de 150 pasajeros), se fusionarán en julio para dar lugar a un nuevo gigante del sector, señaló la prensa china.

El anuncio de la unión de ambas empresas para formar la futura Corporación Industrial de la Aviación de China (CAIC, en inglés) provocó ayer en la bolsa de Shanghai que, pese a la tendencia a la baja del mercado, las acciones de algunas de sus filiales ganaran el máximo permitido diario, un 10 por ciento.

La fusión llega semanas después de la creación de la Compañía de Aeronaves Comerciales de China (CAAC, en inglés), el «Airbus chino», un nuevo consorcio estatal para construir grandes aviones comerciales y entrar en competencia con la propia Airbus y su rival estadounidense Boeing.

Tanto AVIC I, especializada en aviones militares y civiles de pequeño y mediano tamaño, como AVIC II, fabricante de aviones de carga, helicópteros, aparatos sin piloto, motores e instrumentación, invirtieron en CAAC 5.000 millones de yuanes (470 millones de euros, 725 millones de dólares), más de la cuarta parte de su capital.

Las dos compañías estatales habían sido separadas en 1999, durante la última reestructuración del sector, con la esperanza de que compitiendo entre ellas lograsen más avances tecnológicos.

Ahora se espera que su reunificación les permita ganar competitividad internacional en la fabricación de aparatos para uso militar y civil.

"Es una evolución racional y natural, dado que desde el principio las dos firmas no deberían haber sido separadas", aseguró Yuen Liben, consejero de AVIC, al diario «South China Morning Post». "La tecnología china se quedó por detrás de la occidental, y la dispersión de sus recursos sólo las hizo más débiles", señaló.

Su unión aumentará ahora su influencia conjunta en la CAAC, y permitirá compartir sus recursos en muchos proyectos, aseguró un directivo de AVIC II no identificado, según recoge hoy el diario «Shanghai Daily».

Según los analistas locales, China ya no puede permitirse seguir atrás en tecnología de aviación si de veras pretende competir con los grandes fabricantes mundiales, y la fusión, más impulsada por el Gobierno que por las propias empresas, según la propia AVIC I, parece orientada a fortalecer así el sector estatal.

Shanghai.(EFE).

volver a portada >  

   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.