El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Científicos argentinos crearon un software que perfecciona el funcionamiento de los aviones

Fue desarrollado por investigadores del Conicet y de la Universidad Nacional del Litoral, en conjunto con la Universidad de Cambridge y empresas de aviación europeas. El programa permite simular y optimizar mecanismos aéreos.

Tomar un avión resulta, en la práctica, una operación relativamente sencilla. Pero lograr que ese avión funcione como corresponde involucra muchos mecanismos que siquiera podemos imaginar. Como, por ejemplo, que el sistema de apertura de una puerta o el de orientación de las álabes de las turbinas puedan ser simulados en una computadora, a través de un software específico que permite saber cómo se comportará un mecanismo ante determinadas variables y -lo que es mejor- optimizarlo para lograr un mejor funcionamiento.

Este, justamente, constituye el trabajo que encararon investigadores del Conicet y la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en el Centro de Internacional de Métodos Computacionales en Ingeniería (CIMEC-INTEC), en conjunto con otros centros de investigación del mundo, en un proyecto subvencionado por la Unión Europea.

"El objetivo del proyecto es hacer programas de computación que permitan sintetizar y concebir mecanismos que tienen algunas partes flexibles de, en este caso, los aviones", explicó Alberto Cardona, mientras sostenía en su mano un disyuntor que había sido probado con el programa de computación que ellos crearon en las instalaciones del CIMEC en el Parque Tecnológico Litoral Centro.

De todas maneras, ése es nada más que un ejemplo muy pequeño de lo que puede hacer el software, capaz de optimizar el funcionamiento de los trenes de aterrizaje o los cierres de compuertas de un avión.

Aplicaciones

"Los constructores de aviones son grandes consumidores de este tipo de herramientas", contó Cardona, en referencia a las potencialidades de este software. En este sentido, señaló que hay prototipos del software que están siendo probados por empresas de aviación, "Alenia está trabajando en el diseño de mecanismos de trenes de aterrizaje, y mecanismos para cambiar la configuración de la forma de las alas de los aviones. Otra empresa se encuentra usando el software para evaluar los mecanismos que controlan las álabes" (unas pequeñas alas ubicadas dentro de la turbinas, que cambian de orientación conforme a las condiciones de funcionamiento).

No obstante, el programa puede servir para otras aplicaciones industriales, aunque esté concebido para la industria aeronáutica. "El software en general es una especie de caja en la cual uno puede comenzar a describir con bastante generalidad qué es lo que se desea para lograr un resultado. La herramienta no está ceñida a una aplicación específica", indicó Cardona.

El proyecto

El trabajo estuvo subvencionado por la Unión Europea. El CIMEC participó dentro de un consorcio también integrado, entre otras, por la Universidad de Cambridge y reconocidas empresas de aviación, como Alenia (dedicada a la construcción de piezas para aeronáutica), Snecma (turbinas de aviones) y ABB (materiales y componentes eléctricos y electrónicos).

En este caso, se pensó en especialidades complementarias capaces de sacar el mayor provecho del trabajo, que funciona casi en cadena: el CIMEC, por ejemplo, prepara un software que luego es probado por alguna de las firmas.

"Las empresas que participan del proyecto los ensayan, los prueban, nos dicen las mil cosas que no andan y vuelve de nuevo a nosotros. Es una manera de validar que el software funciona correctamente", explicó el investigador.

Durante meses, el software que fabricó el CIMEC fue probado por las empresas, y eso les permitió perfeccionar la herramienta. "Es interesante el hecho de participar con empresas que hacen ingeniería de muy buen nivel y poder responder a sus necesidades tanto desde el punto de vista técnico como en los tiempos. En las universidades nos cuesta siempre adaptarnos a los tiempos de la industria y éste es un claro ejemplo de que se puede hacer", concluyó Cardona.

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.