El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
El Gobierno italiano intenta salvar a Alitalia de la quiebra

La aerolínea tiene una plantilla de 20.000 trabajadores.

El objetivo es evitar que se pierdan 20.000 puestos de trabajo y que desaparezca la compañía aérea de bandera Alitalia. Continuan las negociaciones de emergencia para evitar la quiebra de la compañía. El Gobierno entrante de Silvio Berlusconi quiere que los sindicatos acepten la única oferta actualmente en la mesa, es decir, la del consorcio de inversiones CAI, que sólo adquiriría las operaciones rentables de Alitalia. La situación es tan desesperada que la aerolínea podría cancelar vuelos por no poder asegurar el pago del combustible.

Los sindicatos han rechazado hasta ahora toda propuesta del Gobierno al considerar que conllevaba despidos masivos, y el consorcio CAI optó por abandonar las negociaciones.

Frente al desastre total, los sindicatos estudian flexibilizar sus posiciones y abrir la puerta a una nueva propuesta del Ejecutivo. "Estamos intentando encontrar una solución a esta saga y todavía hay muchos obstáculos, pero el clima es distinto y existe el convencimiento de que no hay ninguna alternativa a este acuerdo", afirmó ayer Giuseppe Caronia, presidente del mayor sindicato.Pilotos, asistentes de vuelo y trabajadores de Alitalia protestaban ante la sede del Ministerio de Trabajo, en Roma, al grito de "mejor quebramos que caer en manos de bandidos".

Berlusconi prometió hacer todo lo posible para salvar Alitalia. Fue una de sus principales promesas electorales antes de los comicios del pasado mayo. En abril, los planes de compra de Alitalia por parte del consorcio Air France-KLM se cayeron debido a que los sindicatos rechazaron recortes de personal. La aerolínea se declaró insolvente y fue colocada el 29 de agosto bajo administración extraordinaria.

 

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.