El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Por un beso se cerró por horas el aeropuerto de Newark, de New Jersey
Un beso paralizó el aeropuerto de Newark el domingo 3 de enero , con una escena bien romántica, digna de una telenovela. La mujer se va de viaje, el hombre le demuestra su amor hasta el último momento... Tanto, que se salta el cordón de seguridad para alcanzarla y darle un último beso.

La acción desenfrenada le valió una pena por la que deberá realizar trabajos comunitarios durante cien horas.

¿Resultado del beso final? La Administración estadounidense para la Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) ordenó el cierre durante horas de una terminal del aeropuerto de Newark ubicado en Nueva Jersey, junto a Nueva York.

Además, por el incidente, se tuvo que volver a someter a revisión a miles de pasajeros, ya que no se tenían detalles de cómo o quién era la persona que se había saltado los controles y porque las cámaras de seguridad no estaban grabando lo ocurrido.

"La evacuación de la Terminal C y los nuevos controles a todos los pasajeros eran necesarios, dado que un individuo había violado los controles de acceso y entró en la zona segura", defendió la TSA en un comunicado, en el que "lamenta cualquier inconveniente que esto pueda haber causado a los viajeros".

Además, explicó que ha iniciado una investigación "sobre el incidente y los planes locales de respuesta" y ha pedido a los responsables federales de seguridad en el transporte que revisen y practiquen esos programas.

Respecto a que las cámaras no estuvieran funcionando correctamente, el organismo federal con sede en Arlington (Virginia) aseguró que también se ha reunido con la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, responsable del circuito de vigilancia, y trabaja con ella para asegurar "un rendimiento uniforme y confirmar su disponibilidad operativa".

En cuanto a los trabajadores implicados, la entidad explicó que "inmediatamente después del incidente, el oficial de guardia en la línea de salida fue retirado del control de pasajeros y el martes se decidió suspenderlo de sus funciones, a la espera de que la TSA decida sobre acciones disciplinarias".

El organismo también modificó el personal y la configuración de las líneas de salida de la zona de embarque de esa terminal y se comprometió a trabajar con los responsables del aeropuerto "para determinar conjuntamente cómo se puede mejorar la coordinación general y la respuesta ante un incidente" como el del domingo.

Desde el aeropuerto de Newark se acusó a la TSA de no haber informado con celeridad de un incidente que afectó especialmente a los vuelos de Continental, la aerolínea que controla la mayor parte de esa terminal.

Este incidente se suma al ocurrido el Día de Navidad, cuando un nigeriano consiguió embarcarse en Amsterdam rumbo a Detroit cargado con una carga de explosivos que intentó hacer estallar en pleno vuelo, lo que ha llevado al gobierno local a incrementar las medidas de seguridad para evitar actos terroristas en suelo de EEUU.

10 de febrero de 2010.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.