El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Miami Design District uno de los más prestigiosos centros de arte del mundo

A principios de los 90 esta área de arte de South Beach estaba condenada al olvido. Insegura, poco vistosa y con más de la mitad de su extensión sin ocupar. Su actividad comercial culminaba a media tarde. Años mas tarde, un joven abogado Craig Robins (48) le fue cambiando su fisonomía sacándola del letargo hasta llegar a transformarla en Miami Design District uno de los centros de arte con mayor crecimiento en Estados Unidos. Hoy con 100% de ocupación concentra a las más importantes casas de arte y diseño, galerías, estudios artísticos, salones de belleza, mueblerías y prestigiosos restaurantes donde llegan profesionales y turistas de todo el mundo. Se pueden encontrar las obras más imponentes hasta las más insólitas, desde 20, a un millón de dólares. Cuenta con un circuito cultural con siete salas de exposiciones, algo impensado a fines de los ochenta cuando esta era una zona marginal, de muy bajo valor inmobiliario. A diferencia de sus comienzos cuando estaba circunscripto a arquitectos y diseñadores, este dominio actualmente está abierto sin restricciones al público. En una recorrida por sus locales y galerías el visitante extrañamente no salga fascinado o por lo menos sorprendido por el ingenio y la creatividad de las obras exhibidas. Concentra con generosidad todo lo inmensamente abarcativo que significa la palabra arte. Su vertiginoso crecimiento acaparó la atención de importantes marcas de ropa fashion y accesorios, que se instalaron en el barrio de diseño. Próximamente Louis Vuitton prometió desembarcará con espaciosos locales.

Colgante de plástico que cuesta como diamantes

Entre tantas piezas nos trajo la atención un artefacto lumínico colgante en la primera planta de los estudios Dacra, la mayor empresa urbanizadora de Miami presidida por Robins. La obra está conformada con vistosos objetos de plástico que el diseñador fue encontrando durante meses, perdidos o abandonados en las playas: pequeños juguetes, partes de sonajeros, envases, ruedas, chupetes, tapones de bebidas espumantes, ruleros, etc, todos multicolores. Cada uno pende de un hilo plástico o tanza a distintas alturas formando una esfera de aproximadamente un metro. Esta pieza de varios cientos de miles de dólares está en la misma recepción que se encuentra otra obra que consiste en un asiento de cuero negro de auto demodé, con una simple estructura tubular que permite desplazar la butaca hacia atrás y adelante y su valor oscila los 150 mil dólares.

Una ciudad dentro de otra ciudad

Es un área de Miami con 35 bloques desde Biscaine Boulevard y la 39, a 8 minutos de Miami Beach y 12 del aeropuerto, con cómodo acceso hacia el sur y el norte. Cuenta con estudios donde se cultiva el arte de la pintura y se le da espacio a creativos artistas. El segundo sábado de cada mes se celebra La Noche de Arte y Diseño, donde todos los locales permanecen abiertos hasta la madrugada con exposiciones de arte en todo el predio, excelentes propuestas astronómicas y artistas internacionales especialmente invitados.

“South Beach ha dejado de ser un lugar de retiro para gente mayor”
Según Craig Robins, "hoy South Beach ha dejado de ser un lugar de retiro para gente mayor, para transformarse en un sitio muy codiciado, que está a la vanguardia del nuevo urbanismo norteamericano. Esto se logró -explica Robins- a partir de la revalorización y recuperación de los edificios Art Decó distintivos de la zona, con una concepción urbana más dinámica y modernista, pero también con el desarrollo de centros de arte y de diseño".

Robins es el propietario de más de 50 % de las propiedades del distrito lo que le permite controlar y analizar exhaustivamente el prestigio de cada firma que pretende ingresar a Miami Design District.

9 de mayo de 2011.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

volver a portada >  

Maria Ruiz, directora de Relaciones Públicas y Comunicación de Dacra

   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.