El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Bubblegum Alley, el Callejón del Chicle en San Luis Obispo, una peculiar atracción turística en la Costa Californiana

El condado de San Luis Obispo ofrece una amplia variedad de opciones turísticas, entre ellas están, la Misión San Luis Obispo de Tolosa, establecida en 1772 uno de los lugares históricos mas populares e interesantes en la cuidad, el parque Montaña de Oro en la cuidad de Los Osos y el bravío mar en la bella costa central de California escenario de surfistas de primer nivel, pero sin duda el atractivo que sorprende por su peculiaridad es el Callejón del Chicle. Sí, estimado lector, no imagine otra cosa que un callejón con miles de chicles variopintos mascados -vaya a saber de que data- pegados en ambas paredes de ese angosto pasillo ubicado en la calle Higuera cerca del restaurante Mother's Tavern en pleno centro de la ciudad de San Luis Obispo.

Bubblegum Alley ha pasado a ser punto de referencia turística imperdible de San Luis Obispo, con paredes de más de 4 metros de alto por 21 de largo

Se dice que luego de la Segunda Guerra mundial un grupo de parejas decidieron dejar “sellada” su muestra de amor pegando cada uno sus chicles, testigos directos de previos besos apasionados. La propagación de esta práctica entre la numerosa camada joven de la ciudad hizo que pronto se llegara a popularizar este accionar convertido en costumbre hasta en los tiempos actuales. El sitio ya no esta circunscripto exclusivamente a los lugareños ni solo a los enamorados. Turistas de todo el mundo o visitantes circunstanciales, solos o en pareja, abonando la creencia que dejar su chicle estampado traería suerte o simplemente por ser cómplice de esta original ocurrencia, pegan su goma de mascar en las paredes del callejón.

En los años setenta las autoridades locales argumentando que el sitio era una asquerosa manifestación de mal gusto mandaron a limpiar las paredes en toda su extensión, pero se dice, que los precursores ya no tan jóvenes y las nuevas generaciones, las volvieron a cubrir con gomas de mascar tras una y otra limpieza de los muros hasta ganarles por cansancio.

El lugar a pasado a ser una atracción y un bioanálisis salivar dejaría evidencias del más amplio y variado muestreo de ADN universal plasmado en un solo lugar

6 de octubre de 2011.-

volver a portada >  


   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.