El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
El lujo y la alta costura embarcan en los aviones de Air France

Estreno mundial en Shanghai, donde la aerolínea ha revelado los detalles de uno de sus proyectos más ambiciosos: las nuevas suites con las que relanzará su First Class (Primera Clase). Cuatro espacios exclusivos de tres metros cuadrados en cada avión, que los clientes podrán disfrutar a partir de septiembre con un precio medio estimado de 9.000 euros ida y vuelta.

Charme francés a bordo del avión. La Première es la nueva clase de Air France, su nuevo concepto de lujo. Cuatro suites con toques tweed y acabados metálicos, para una o dos personas, que se transforman en lo que quiera el pasajero, desde restaurante a despacho. Tres metros cuadrados con, lo más importante, un asiento de 77 centímetros que se transforma en cama de 2,01 metros colchón, almohada y edredón incluidos–. Todo ello aderezado con cocina de alta gama, porcelana fina, copas de champagne, productos Givenchy y 1.000 horas de entretenimiento a bordo. ¿El precio? Unos 9.000 euros el trayecto de ida y vuelta. A partir de septiembre, Air France irá incorporando este servicio en 19 aeronaves Boeing 777-300, que operan las rutas de larga distancia.

Con la creación de estos espacios exclusivos y de lujo a bordo, la aerolínea presidida por Frédéric Gagey aspira a relanzar suFirst Class (Primera Clase). Para ello, Air France ha invertido 50 millones de euros, que se suman a los 200 millones destinados a mejorar la clase Business y al presupuesto de 250 millones para renovar la clase turista. Según explica Bruno Matheu, responsable de largo radio de Air France a France Presse, «52.000 clientes viajan en Primera Clase cada año, con un nivel de ocupación del 38%». Más de la mitad de estas reservas tienen como destino Estados Unidos, Asia-Pacífico y África. Las rutas con mayor volumen de viajeros en Primera Clase son los enlaces de París a Nueva York y Los Ángeles que, junto con Washington, representan un tercio del total de clientes de Primera Clase de Air France.

Objetivos por cumplir

Pese a los números rojos de los últimos años, la estrategia de Air France, junto a su socia, la holandesa KLM, ha sido apostar fuerte por la renovación de flota. En el primer trimestre del año, el más flojo en la industria aérea, el segundo grupo europeo redujo sus pérdidas netas un 5%, hasta 608 millones de euros. Los ingresos descendieron un 2,2%, hasta 5.554 millones, y el resultado bruto de explotación (ebitda) siguió en negativo, pero pasó de 116 a 50 millones en un año. Air France-KLM asegura que su plan de reestructuración, denominado Transform 2015, avanza según lo previsto y mantiene sus objetivos: 2.500 millones de ebitda en 2014 y 4.500 millones de deuda neta en 2015, 1.000 menos que a cierre de marzo.

7 de Mayo de 2014.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.