El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Aerolíneas: camino a la expropiación

La Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones decidió recomendarle al Poder Ejecutivo que proceda con la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral luego de que los directivos de Interinvest, firma controlada por la española Marsans y propietaria de ambas líneas aéreas, rechazaron por escrito la posibilidad de ceder las empresas sin recibir nada a cambio.

Los españoles también rechazaron la valuación realizada por el Tribunal de Tasación de la Nación -que arrojó un patrimonio negativo de 832 millones de dólares- y reivindican el acta acuerdo firmada por el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, con Marsans en julio último, según la cual si no había coincidencia entre las partes debía consultarse a un tercer tasador neutral.

La negativa de Marsans fue dejada en la Comisión Bicameral por el presidente de Aerolíneas Argentinas y vicepresidente de Interinvest, Horacio Fargosi, luego de que se negó ante los legisladores a brindar detalles sobre la tasación de las aerolíneas ordenada por los españoles al banco Credit Suisse, aduciendo que esa información debían consultársela a los apoderados, Vicente Muñoz y Eduardo Aranda, designados para negociar con el gobierno argentino.

Ante esta situación, el titular de la Comisión Bicameral, el diputado Mariano West (PJ-Buenos Aires), había declarado un cuarto intermedio para escuchar a los apoderados. Pero mayúscula fue la sorpresa cuando leyó la nota dejada por Fargosi antes de retirarse, en la que Interinvest sentaba su posición. Pocos minutos después, los legisladores volvieron a reunirse y firmaron el dictamen.


Negativa

La nota de Interinvest la firman Muñoz y Eduardo Unzurrunzaga. En ella afirma que "no acepta bajo ninguna circunstancia que el valor de la empresa sea cero o menos de cero" y anticipa que "no venderá las acciones al precio establecido por el Tribunal de Tasación de la Nación".
Según el informe entregado al Congreso por ese organismo, el grupo de empresas integrado por Aerolíneas Argentinas, Austral, Aero Handling, Jet Paq y la operadora turística Optar tiene un patrimonio negativo de 832 millones de dólares. Por esta razón, la Comisión Bicameral iba a ofrecerle a Marsans que cediera las compañías al simbólico precio de un peso ($ 1).

Ante esta negativa, y viendo que uno de los firmantes de la nota era Muñoz -uno de los principales apoderados y que concurrió al Congreso a exponer la posición de la empresa cuando se discutió el proyecto de rescate de Aerolíneas-, West convocó a los legisladores para evaluar un nuevo dictamen.

El despacho fue firmado por nueve legisladores, aunque los diputados Rubén Lanceta (UCR-Buenos Aires) y Esteban Bullrich (Pro-Capital Federal) lo hicieron en disidencia. Coinciden en la expropiación, pero sólo de los activos. "No vamos a avalar una decisión que obligará a los argentinos a hacerse cargo de la deuda de una empresa privada", afirmó el legislador porteño.

Consultado, el senador Nicolás Fernández (PJ-Santa Cruz) defendió la postura oficialista, que le recomienda al Poder Ejecutivo la expropiación lisa y llana de las aerolíneas y sus empresas satélite.

"Es la única línea de acción posible, porque si queremos que se siga prestando el servicio habrá que hacerse cargo de algunas deudas, como la de los aviones que están en leasing", explicó el legislador. Precisamente, el despacho firmado recomienda la expropiación sobre la base de la declaración de servicio público que tiene la aeronavegación de cabotaje en el país. Fernández también criticó la actitud de los directivos de Aerolíneas. "Esto es una farsa sumada a una tomada de pelo", sentenció.
El dictamen de la Bicameral deberá ser aprobado por ambas cámaras, aunque eso no impedirá que el Poder Ejecutivo inicie el proceso para expropiar las aerolíneas. Esto deberá hacerse por ley.

Fuente: La Nación

volver a portada >  

   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.