El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Dice Aerolíneas Argentinas en un comunicado: Mejoró el servicio porque hemos invertido
Aerolíneas Argentinas rinde cuentas y explica cómo se logró aumentar las frecuencias y brindar el servicio más regular y menos conflictivo de las últimas diez temporadas de verano.

Recientemente Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas han sido objeto de varios artículos periodísticos en los que se cuestiona la eficiencia de la gestión actual. En ellos se pone en duda la operación de mantenimiento y se vierte información absolutamente errónea y malintencionada, que daña severamente la imagen y las posibilidades de futuro de la línea aérea de bandera de todos los argentinos. En los artículos mencionados se intenta adjudicar a la actual gestión estatal los problemas generados por las sucesivas gestiones privadas que fueron causa de la devastación y vaciamiento de la empresa. Lo cierto es que desde que el Estado se hizo cargo del Grupo AR se ha avanzado consistentemente en la recuperación del patrimonio nacional y en la reactivación de una empresa que algunos consideraban imposible. Los resultados más claros, que obedecen en gran medida a la gestión e inversiones en mantenimiento, son las siguientes:

•Más aviones en funcionamiento y aumento de las operaciones: se ha aumentado sustancialmente la cantidad de horas voladas por la compañía. En la actual temporada de verano se están volando un 20% más de horas que en la temporada pasada, alcanzando las 41.721 contra las 35.233 del mismo mes del año pasado.

•Mejor programación y regularidad del servicio: una reorganización eficiente de la programación del mantenimiento, junto con el sinceramiento de la capacidad presupuestaria, permitió tener previsibilidad en cuanto a la disponibilidad de aeronaves y con ello reducir casi a cero las cancelaciones y mejorar sustancialmente la calidad del servicio ofrecido, llegando a una puntualidad del 80%. Éstos índices son los mejores de la última década y colocaron a la empresa como la más puntual en los últimos dos meses en el mercado de cabotaje.

•Reducción paulatina del déficit: a pesar del incremento constante del precio internacional del crudo, el grupo AR ha mantenido constantes los costos totales y reducido el déficit a un total de 29M U$D para el mes de diciembre, contra los 70.3M U$D que se registraban en junio del corriente.

Estos resultados se obtuvieron por medio de la aplicación de un Programa de Transición en todas las áreas de la empresa, mediante la aplicación de una serie de acciones entre las que destacamos las siguientes:

1.Recuperación de la flota: cuando el Estado Nacional se hizo cargo del salvataje de la empresa, se encontró con tan sólo 26 aviones operando y 59 aviones fuera de servicio, muchos de los cuales eran alquilados y generaban renta improductiva. Gracias al trabajo en el área de mantenimiento hoy los argentinos cuentan con 57 aeronaves en condiciones de volar, más del doble de lo que dejó la gestión privada. Al contrario de lo que se afirma en las notas periodísticas publicadas esta semana, en 2009 se invirtió más en mantenimiento que en los años 2008 y 2007 (U$D 185M en 2009 contra U$D165 y 166 en 2008 y 2007 respectivamente), incrementando en un 12% el presupuesto ejecutado del área.

2.Desafectación de flota desprogramada y obsoleta:

2.1. Con respecto a los aviones alquilados, la situación en la que el Estado tomó la empresa era de una desidia sin precedentes. Sólo a modo de ejemplo, a principio de 2008 MARSANS alquiló 3 aviones Airbus 320 que devengaron alquileres por U$D 690.000 mensuales cada uno y que jamás operaron vuelo alguno para Aerolíneas. Dos de ellos fueron devueltos durante la gestión del Dr. Alak y el último durante la gestión actual, dado que estaba varado en México por un embargo judicial. Se ha acordado la devolución de 9 aviones al lessor Sky, 5 de los cuales ya están en sus manos. Luego de estas negociaciones, y a excepción de un litigio pendiente con el lessor Triton, hoy hay solamente un avión alquilado no operativo en manos de la empresa. Se trata de un Airbus 310 sobre el cual se está negociando las condiciones de su devolución.

2.2. Con respecto a los aviones propios, está en pleno trámite el levantamiento de las restricciones (embargos e inhibiciones) que impiden la venta de estas aeronaves. No obstante lo cual se han tomado medidas para reducir los costos improductivos derivados de su permanencia.

3.Renovación de flota: El Estado Nacional ha incorporado ya 11 aviones Boeing 737/700 que remplazaron la flota de los B737/200 -aviones que volaron para la empresa más de 30 años en algunos casos- y ha confirmado la operación para ingresar 20 aviones Embraer para reemplazar toda la flota de Austral.

4.Priorización del trabajo en talleres propios: Es importante resaltar que Aerolíneas Argentinas siempre realizó parte de su mantenimiento en talleres del exterior. En el año 2007 sólo el 37% de la inversión en mantenimiento se destinó a la Argentina. Ese porcentaje fue incrementándose constantemente llegando al 52.1% en el año 2009 y se proyecta que, para 2010, alcanzará el 58%. De esta manera queda claro que no sólo se incrementó la inversión en mantenimiento sino que además se aumentó la proporción de la erogación que se realiza en talleres propios, desmintiendo las versiones malintencionadas vertidas a la prensa.

5.Procesos transparentes: se ha reformulado todo el procedimiento de compras de la compañía para transparentar la operación. Se han dejado de lado las contrataciones directas y se ha pasado a la utilización de procedimientos transparentes como las licitaciones y los concursos de precios. Para el chequeo del Airbus 340 LV-BIT –que no podía realizarse en talleres propios ya que los mencionados estaban ocupados en el chequeo de otras aeronaves- se invitó a nueve empresas: Lufthansa Technik AG, Ameco, Iberia, Air France, IAI, TAP M&E, KLM, Sogerma y San Antonio Airspace. Se presentaron al concurso Lufthansa Technick (Alemana, ofertó U$D 860.000), IAI (Israelí, ofertó U$D 686.000) y TAP M&E (Brasilera, ofertó U$D 648.000) y se optó por la oferta más conveniente (por el precio, por los tiempos y por la distancia) sin que hubiera impugnación alguna.

Todas estas acciones han permitido que Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas estén operando en esta temporada de verano ofreciendo una calidad de servicio que no había alcanzado en años en términos de cantidad de horas voladas, regularidad, puntualidad y porcentaje de cancelaciones. Estos resultados positivos se lograron gracias a la experiencia y el esfuerzo que los trabajadores de la empresa brindan día a día, al expertise de los asesores más calificados de la industria y al apoyo del Estado Nacional, que trabajan mancomunadamente para ponerla nuevamente al servicio del desarrollo del país.

Buenos Aires, 19 de enero de 2010

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.