El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
La ANAC está en funciones desde el 6 de agosto
Desde el jueves 6 de agosto, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) comenzó a ejercer las funciones que hasta el 4 de agosto cumplía la Subsecretaría de Transporte Aerocomercial, dependiente de la Secretaría de Transporte del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

El Secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi y el titular de la ANAC, Rodolfo Federico Gabrielli, firmaron el jueves pasado un Acta que definió el traspaso a la autoridad aeronáutica, al tiempo que formalizó las responsabilidades de reglamentación, fiscalización, control y administración de los servicios y de la actividad aeronáutica civil.

"De esta manera, unificamos y simplificamos en un solo ente todas las funciones de regulación y definición de los objetivos y políticas en materia de transporte aerocomercial", precisó Juan Pablo Schiavi.

"Ésta decisión forma parte de una estrategia integral para darle al sector, el impulso y respaldo que la actividad aerocomercial requiere para estar a la altura de las demandas y exigencias de los usuarios", remarcó el funcionario.

El acto se llevó a cabo conforme a las funciones y competencias establecidas en el Código Aeronáutico, en la Ley 19.030 de Política Aérea; en los Tratados y Acuerdos Internacionales, leyes, decretos y disposiciones que regulan la actividad aeronáutica civil en la Repúblicas Argentina.

Por decisión de la Presidenta de la Nación, desde el 1 de julio de 2009, el control de tráfico aéreo civil y comercial, está a cargo de la ANAC; y por Decreto 1770/07 se le otorgó la gestión y desarrollo de la seguridad operacional de los servicios de navegación aérea y aeródromos, la planificación y regulación aeronáutica, el registro de productos aeronáuticos y aeronaves, la capacitación, formación, investigación y perfeccionamiento en materia de aviación civil, la prevención e investigación de accidentes de aviación civil y el fortalecimiento de las relaciones internacionales con organismos y entidades rectores en la materia.

La puesta en funcionamiento de la ANAC se fue postergando en varias oportunidades, incluso, hubo jornadas en donde los funcionarios del Comando de Regiones Aéreas no sabían si tenían o no el poder para mantener el ordenamiento del sector.

Tal fue el caso del aeropuerto de Viedma, en donde la Fuerza Aéreas Argentina envió un equipo contra incendios de escasa utilidad, pero por cuenta y orden de la Administración Nacional de la Aviación Civil, cuando, en realidad, debería haber sido función del Comando de Regiones Aéreas.

Ahora, queda en la ANAC resolver todas las cuestiones pendientes que dejaron Ricardo Cirielli y Ricardo Jaime, en especial, las condiciones sobre las cuales se llamará a una Audiencia Pública para autorizar el funcionamiento de nuevas líneas aéreas. Quizás, el tema más controvertido que mantuvieron frenados los choques y decisiones de los dos ex funcionarios.

El tema no es menor: el futuro del diseño comercial del sector aerocomercial pende de un hilo ante la incertidumbre del camino que seguirán Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas y los problemas que tienen de demanda muchas plazas del interior.

Fuente: Código Aéreo.-
13 de agosto de 2009.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.