El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Aeropuertos Argentina 2000 instaló un novedoso holograma de Manu Ginóbili que orienta a los pasajeros en Ezeiza y Aeroparque

El Aeropuerto Internacional de Ezeiza y el Aeroparque Jorge Newbery son los dos únicos aeropuertos de América Latina que cuentan con esta tecnología.

Actualmente sólo se utiliza en Manchester, Inglaterra; el JFK y La Guardia en Nueva York, Estados Unidos; y el Aeropuerto Charles de Gaulle, en París, Francia. En todos esos casos, el holograma representa a una azafata o agente aeroportuario, pero Aeropuertos Argentina 2000 prefirió elegir a Emanuel Ginóbli para entablar este contacto directo con los viajeros.

Durante las 24 horas y en los dos aeropuertos más importantes de la Argentina, el jugador bahiense, capitán de la Selección Argentina de Básquet que compite en los Juegos Olímpicos de Londres, se convierte en un guía especial que interactúa con los muy sorprendidos viajeros.

En una amable conversación, Ginóbili los saluda y les brinda información sobre los vuelos, mensajes promocionales de la compañía como las inversiones que se llevan a cabo para modernizar la infraestructura aeroportuaria, acciones institucionales y novedades operativas, entre otros temas. Pero también los invita a acompañar a AA2000 alentando a los deportistas argentinos que participan de los Juegos Olímpicos de Londres.

En todos los casos, los hologramas como el de Manu se utilizan para agilizar trámites en los aeropuertos, ayudar a los pasajeros y enviar todo tipo de mensajes. Se trata de una interesante e innovadora forma de comunicar que despierta la atención y la admiración de todos los pasajeros.

En lo que respecta a los aspectos técnicos, el holograma es una proyección especial en HD donde la imagen, además de emitirse en tres dimensiones, aparece saliendo de sus límites hacia afuera y/o hacia dentro de su marco, variando de perspectiva según la posición en que se ubique el espectador, quien en más de una oportunidad se siente tentado a tocarlo.

Los pasajeros que ascienden al primer piso de la Terminal A de Ezeiza se encuentran frente a frente con Ginóbili, quien los saluda amistosamente y acepta sonriente las fotografías de los ansiosos pasajeros que se detienen entusiasmados ante la novedosa propuesta. Lo mismo ocurre con quienes se acercan al stand de informes de Atención al Pasajero que la compañía posee en la planta baja de esa terminal o en el Aeroparque metropolitano.

Buenos Aires, 3 de agosto de 2012.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.